Ángel Cristo: el infierno en casa que nunca olvidará

, descendiente de la actriz Bárbara Rey y el domador Ángel Cristo, revuelve su pasado en una denominada ‘El infierno en ', desgarrando recuerdos de una niñez plagada de violencia y caos. ¿Te atreves a conocer su historia?

Una Familia Tormentosa

Su vida temprana estuvo enmarcada en un hogar tóxico en La Moraleja. Sus progenitores vivían bajo el mismo techo, pero las constantes discusiones y un ambiente impregnado de drogas y alcohol resultaban en una convivencia insalubre.

Los Fantasmas del Pasado

Ángel rescata algunos de los incidentes más amargos que presenció en su infancia. Revive agresivas confrontaciones entre sus padres. En uno de estos episodios, su padre, fuera de sí, rompió una botella de vino y amenazó a su , un recuerdo que aún sigue vivo.

READ  La verdad tras 40 años de amor turbio: Grajal y Ostos

La Separación

La situación llegó a un punto crítico cuando su madre fue forzada a abandonar el hogar que compartía con su familia. Así, Ángel y su hermana, Sofía Cristo, quedaron al cuidado de su padre, un hombre cuya vida se caracterizaba por el consumo excesivo de drogas y alcohol.

La evidencia de la adicción de su padre era palpable. Ángel recuerda cómo la presencia de drogas era algo común en su hogar, hasta el punto de encontrar restos de cocaína en el baño.

La Búsqueda de un Mejor Hogar

Llegado a un , Ángel y su hermana tomaron la decisión de irse a vivir con su madre. La justicia les concedió esta petición, marcando un nuevo capítulo en sus vidas.

La Crueldad de los Compañeros de Escuela

No obstante, el acoso escolar se sumó a la lista de dificultades que tuvo que enfrentar Ángel a causa de la notoriedad de su familia. Los comentarios ofensivos de sus compañeros sobre su madre reflejaban la exposición mediática negativa a la que estaba sometida su familia.

4.1/5 - (32 votos)

Deja un comentario

Partages